hombre_wifi_colorcrema

Mr WIFI

Permanentemente conectados, acaban viviendo una existencia virtual llena de bits, wikis, megas y tuits. Videoconferencia desde Shangai, annual report desde Wisconsin y demandas de divorcio bajo la almohada. Y es que los hombres Wifi se han casado con sus smart phones y han adoptado a un I-Pad y un I-pod. En general son hombres buenos tecnológicamente abducidos que, a partir de la tercera semana de agosto, empiezan a pensar como homínidos. Sus abnegadas esposas intentan sacar partido de la situación compensándose con mil y un detalles mastercard.

 

Mientras esperamos que lleguen los polvos cibernéticos, las vengativas despechadas airean intimidades en un blog.